El irrigador dental

El irrigador dental es un dispositivo diseñado para complementar la higiene bucal. Es cada día mayor el número de hogares en España que se deciden a utilizarlo, ya que es ampliamente recomendado por dentistas por sus excelentes cualidades. Entre otras cosas, sirve para eliminar la placa dental y es un buen complemento en la higiene bucodental durante un tratamiento de ortodoncia.

Sin embargo, el irrigador dental en ningún caso puede considerarse un sustituto del cepillo de dientes ni el hilo dental, sino más bien una complemento, y en algunos casos una alternativa al hilo.

¿Qué es un irrigador dental?

El irrigador dental es un dispositivo que limpia los dientes cuando un chorro de agua activado por una bomba es dirigido a lo largo del surco gingival y el espacio interdental. La presión de agua ayuda a retirar a través de un potente chorro indoloro los restos de comida; incluso los que están atrapados entre un diente y otro, en aquellas áreas donde el cepillo no puede llegar.

¿Cómo usar un irrigador dental?

Ya colocada el agua o enjuague bucal en el mecanismo dental, se ajusta la presión. Una vez situado en la boca, se enciende el aparato y mientras actúa, el usuario debe mantener la boca cerrada para evitar salpicaduras; al tiempo que recorre a lo largo de las encías con la punta del irrigador. Comenzando por los dientes posteriores, haciendo una breve pausa entre un diente y otro, dirigiendo en todo momento la punta justo por encima de los márgenes gingivales.

Irrigador dental: beneficios

Además de la acción de limpieza realizada por el agua, el irrigador dental también ofrece la oportunidad de realizar lavados más precisos. Al punto de que el usuario puede cargar el irrigador con un enjuague bucal antiséptico aconsejado por el dentista, logrando de esta manera una mejor limpieza dental.

Al eliminar los residuos de alimentos y la placa dental, este aparato permite prevenir diversas patologías como la periodontitis, gingivitis, las caries o el mal aliento.

El irrigador dental y la ortodoncia

Quien tiene una prótesis fija o un dispositivo de ortodoncia y no puede usar el hilo dental de manera práctica con el irrigador dental resuelve el problema de la higiene bucal. La efectiva presión o chorro de agua permite una limpieza óptima de los dientes, aparatos de ortodoncia, prótesis y puentes dentales. De esta manera, el irrigador dental ayuda a mejorar la higiene bucal, brindando al usuario una sonrisa brillante y encías saludables.

Esperamos que os haya resultado útil este artículo sobre los beneficios del irrigador dental. Si vives en Huelva o La Palma del Condado y quieres más información sobre este dispositivo de higiene oral o necesitas solucionar cualquier problema puedes contactarnos. Sólo tienes que llamarnos al 959 40 10 62 o rellenar este formulario.

¡Os esperamos en La Palma del Condado! 🙂


    Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.

    Usted declara, a través de la marcación de la presente casilla, bajo su propia responsabilidad, tener cumplidos los catorce años de edad, respondiendo de manera exclusiva y personal de la veracidad de dicha declaración y asumiendo, por ende, las posibles responsabilidades legales al respecto.

    Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.

    Añadir Comentario

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    WhatsApp Quiero concertar una cita por Whatsapp