Historia de la radiología y su contribución a la odontología

Corría el añ0 1895 cuando el físico Wilhelm Röntgen (Alemania, 1845-1923) descubrió los Rayos X. Un punto de inflexión dentro del mundo de la salud en general y de la salud bucodental en particular. En este artículo os explicamos el porqué de la importancia de este descubrimiento y su evolución en el tiempo.

La medicina y la odontología se vieron beneficiadas gracias a este recurso, que ofrecía la posibilidad de contemplar perfectamente muchísimas estructuras que antes de los Rayos X pasaban inadvertidas.

El nombre de Rayos X se le otorga precisamente porque en un principio no estaba demasiado claro en qué consistía esta evolución para el mundo de la salud y para la humanidad en general. En esos primeros momentos, se tenía claro que eran rayos catódicos -corrientes de electrones observados en tubos de vacío-, aunque no se sabía a ciencia cierta qué se estaba emitiendo.

Tras averiguaciones y estudios se consigue entender que todo consistía en una radiación electromagnética muy potente capaz de penetrar estructuras que eran opacas al ojo humano. De esta forma, los Rayos X podían atravesar materiales opacos como la madera o la carne, con materiales con mayor peso atómico (pomo, hueso…) que sí ofrecían cierta opacidad ante estos rayos.

La primera radiografía dental

La primera radiografía registrada al cuerpo de una persona se realizó precisamente a la esposa del físico alemán, Anna Bertha Ludwig, en concreto a su mano (1895), y en ella se distinguían perfectamente las estructuras óseas de la mano. Un año después, el Dr. Otto Walkhoff (Alemania) haría la primera radiografía dental, con una exposición de 23 minutos. El Dr. Edmund Kells tomo la primera radiografía intraoral, siendo el primer dentista que utilizaba esta técnica en procedimientos odontológicos.

 

A consecuencia del desconocimiento existente en los primeros pasos de la radiología, muchas personas fueron expuestas demasiado tiempo y en sesiones muy repetidas a los Rayos X, dándose un elevado caso de muertes por cáncer con el origen en la sobreexposición a las radiaciones. De hecho, tanto Wilhelm como Anna fallecen así.

A raíz de estos episodios de muertes, aumentan las medidas de seguridad y se establece la forma en la que la radiología debe ser utilizada en el ámbito médico con seguridad. La radioprotección es la disciplina que estudia los efectos de las dosis producidas por las radiaciones inonizantes.

Comienza a utilizarse la radiación en odontología

Los Rayos X comienzan a usarse en odontología para poder valorar estructuras que al ojo humano era imposible hasta ese momento. Así, había acceso visual a las zonas de los tejidos blandos y a la parte dental-coronal, pero no había demasiada visibilidad en los casos de tumores, fracturas, lesiones y estructuras dentales.

Entonces comienza a desarrollarse y a evolucionar la radiología dentro de la odontología. Obteniéndose muchos beneficios pero teniendo siempre muy presente la importancia del concepto de la radioprotección. 

Esperamos que os haya resultado útil este artículo sobre la historia de la radiología. Si vives en Huelva o La Palma del Condado y quieres más información sobre nuestro trabajo, sólo tienes que llamarnos al 959 40 10 62 o rellenar este formulario. ¡Os esperamos en La Palma del Condado! 🙂


Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.

Usted declara, a través de la marcación de la presente casilla, bajo su propia responsabilidad, tener cumplidos los catorce años de edad, respondiendo de manera exclusiva y personal de la veracidad de dicha declaración y asumiendo, por ende, las posibles responsabilidades legales al respecto.

Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *