La evolución del cepillo dental

La evolución del cepillo dental tiene sus inicios desde que la civilización consideró la higiene dental como una prioridad para la salud. Los egipcios usaban ramas finas para limpiar sus dientes, sin embargo civilizaciones menos desarrolladas usaban los dedos o uñas para limpiar los dientes.
A medida que los años transcurrieron los egipcios modificaron los palillos y esto con el objetivo de que las puntas estuviesen suaves. Así se evitaba lastimar las encías y dientes. Actualmente se siguen usando esos palillos en algunas culturas, sobre todo en las tribus africanas.

 Primeros cepillos dentales

Los primeros cepillos dentales con cerdas provinieron de China, se estima que las cerdas eran extraídas de los cerdos que vivían en zonas frías; estas cerdas eran cosidas con palos de bambú y algunas veces con palillos de madera.
La evolución del cepillo dental tiene auge en Europa cuando los europeos empezaron a viajar a China y traían a Europa este nuevo método de higiene dental. Sin embargo los cepillos dentales solo eran usados por personas poderosas y con mucho dinero, dado que la venta de cepillos de dientes no satisfacía la gran cantidad de personas que querían comprarlas.

En algunos sectores de Europa no eran aceptados los cepillos dentales. Pierre Fauchard, en el año de 1723, aseguró que aquellos cepillos eran muy blandos y no cumplían con su objetivo que era limpiar los dientes. Las personas que mantenían esta ideología preferían limpiar sus dientes con esponjas.

Los cepillos dentales en el siglo XIX

En el siglo XIX ocurre un suceso importante con respecto a la evolución del cepillo dental, debido a que el bacteriólogo Pasteur difunde en gran parte de Europa y Asia que los cepillos dentales con cerdas de animales eran portadores de bacterias. Esto se debía a que las cerdas de animales permitían la humedad y la producción de bacterias y gérmenes que luego eran llevadas a la boca mediante el cepillado. Pasteur propuso como solución lavar el cepillo de dientes en agua hirviendo, sin embargo explicaba que a los días volverían a aparecer.

Siglo XX y el cepillo dental

A pesar de los diversos conflictos que habían surgido con el cepillo dental, no se habían postulado mejores soluciones. Hasta que aparece el siglo XX y diversas compañías se encargaron de fabricar cepillos de dientes de manera manual. En el año de 1937 surge el cepillo dental a base de nailon, y es uno de los aportes más significativos en la historia de la evolución del cepillo dental, puesto que el nailon proporcionaba buena calidad al cepillo y era un material más accesible para distribuir en algunos continentes. Sin embargo no todos podían adquirirlo debido por su precio elevado.

El cepillo dental en 1950

A pesar de que el nailon no generaba bacterias, era demasiado rígido y lastimaba la cavidad bucal y las encías. En 1950 surge un nailon más suave con la capacidad de limpiar los dientes y encías sin lastimaros. El creador del nailon suave fue Dupont, y tuvo la capacidad para crear cepillos dentales con diferentes magnitudes de suavidad.

El año 2000 y la diversidad de cepillos dentales

A partir del año 2000 hasta la actualidad se han ido mostrando en el mercado diversos cepillos dentales, algunos manuales y otros eléctricos, también se encuentra variedad en sus cerdas y tamaños. Incluso existen cepillos dentales que se usan exclusivamente luego de un tratamiento de ortodoncia o de uso post-operatorio.

Si vives en Huelva o La Palma del Condado y quieres más información sobre los cepillos de dientes o el cepillado, puedes contactarnos o reservar una cita con nosotros. Sólo tienes que llamarnos al 959 40 10 62 o rellenar este formulario. ¡Os esperamos en La Palma del Condado! 🙂


    Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.

    Usted declara, a través de la marcación de la presente casilla, bajo su propia responsabilidad, tener cumplidos los catorce años de edad, respondiendo de manera exclusiva y personal de la veracidad de dicha declaración y asumiendo, por ende, las posibles responsabilidades legales al respecto.

    Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.

    Añadir Comentario

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    WhatsApp Quiero concertar una cita por Whatsapp